Marc Recha: “El cine es un mensaje que se lleva por dentro”

“El cine es mi vida”. El director de Un día perfecto para volar, Mark Recha, admite que a veces necesita silencio y alejarse de todo. Pero el cine es su vida y siempre busca nuevos proyectos para desarrollar. “Gracias a estos oficios como la pintura, el cine, la música, el teatro nosotros estamos, sin ellos estaríamos desubicados. Se viven de una manera muy intensa”

Texto: Daniela Morales Foto: Emiliano

¿De dónde nació la idea de esta película?

Queríamos hacer un proyecto más inmediato. El concepto es como si fuera una avioneta y de ahí despegar inmediatamente y volar. Un equipo pequeño y un rodaje de cinco días. Esto nos condicionó el tema y cómo encajar ideas muy simples, como trabajar con mi hijo y rodar en lugares cercanos a nosotros.

Tu hijo tenía seis años cuando rodaron la película, ¿Cómo fue el proceso para trabajar con él a esa temprana edad?

Para él el entorno ya eran cotidianos, porque es dónde vivimos. Se trataba de estar un lugar que para él es de recreo y tratar de que el rodaje fuera prácticamente invisible. Le contamos el guion como si fuera un cuento y mientras  vas rodando vas trabajando.

¿De dónde vienen las historias que se narran a lo largo de la película?

En este tipo de películas siempre se desdibuja la realidad de la ficción. Todo es una mezcla.

¿Cuál crees que es el alcance de esta película?

Considero que es una película de largo recorrido, que mucha gente va a redescubrir a lo largo de los años porque es un tema universal. Habla de la paternidad deseada, del mundo de la urgencia, de la magia, del aprendizaje y de la curiosidad. Es una película de muchas capas.

¿Cuál es tu siguiente proyecto?

Acabamos de terminar, hace algunas semanas, una película llamada “La Vida Libre”.

Deja un comentario