Sin título

La cultura rural en general, y la pirenaica en particular, han comenzado en nuestro país un viaje sin retorno hacia el progreso y la modernización.

Montserrat Guiu, Albert Galindo y Cinta Pujal, todos ellos vecinos de la Seu d’Urgell y comarca, pensaron que era posible, y tal vez necesario, iniciar una propuesta audiovisual con la intención de preservar, promover y divulgar la cultura su entorno más cercano: La cultura pirenaica. Su reto está en la sensibilización hacia la montaña y su entorno.

Conscientes de que no es una tarea fácil y también que no es posible hacerlo sin medios, estas tres personas decidieron fundar una asociación a través de la cual poder canalizar y gestionar sus propuestas.

La Muestra PICURT se inició el año 2006 en un pequeño pueblo del Pirineo, Artedó, como Muestra de cortometrajes de temática de montaña, con una duración de dos días. Con este evento, además de las proyecciones cinematográficas también tenían lugar manifestaciones culturales de carácter literario, musical, artístico y gastronómico, característicos del Pirineo. Los organizadores consideraron este proyecto como un refuerzo a la identidad pirenaica y a la creación de una imagen de desarrollo del territorio de la gente que vive en la montaña.

Este formato fue creciendo, hasta que en 2009 la Muestra se amplió a cinco días de duración y en dos localidades, en el pueblo de Artedó y en la Seu d’Urgell. Las películas se proyectaban en la Seu d’Urgell en los cines locales durante tres días. La muestra se trasladaba a Artedó los dos últimos días, utilizando como espacio de proyección la escuela y una carpa montada especialmente para el evento.

La organización consideró importante la ampliación de días de la muestra y añadir la ubicación de la Seu d’Urgell, que ofrece una infraestructura muy adecuada para todas las actividades paralelas que la vertebran, como talleres de audiovisuales, conferencias, degustaciones gastronómicas o actividades de ocio, entre otros.

Durante los últimos años esta ampliación de formato ha permitido aumentar el número de películas que la organización creía muy oportuno que se proyectaran. Principalmente europeas y ganadoras en diferentes festivales europeos de cine de montaña y que tienen poco recorrido si no es a través de festivales de cine de estas características.

PICURT es ahora una Muestra competitiva. Esta Muestra ha ayudado a sensibilizar a la sociedad sobre la realidad de vivir en la montaña. Se ha convertido en un movimiento cultural muy importante para poner en valor lo que la cultura de montaña proporciona.

Con diez años de vida de la asociación CEP, y visto el éxito de las ediciones anteriores, los organizadores están motivados para seguir trabajando hacia la undécima edición que se realizará la penúltima semana de junio de 2017.