Albert Batalla: “PICURT es una invitación a sentir el espíritu de la montaña”

Este martes 20 de junio se dio la partida oficial a la onceava versión de la Muestra de Cine de Montaña PICURT. Durante la inauguración en los Cines Guiu, conversamos con el alcalde de La Seu d’Urgell, Albert Batalla, quien dejó a todos invitados a experimentar este festival desde los sentidos.

Texto: María Paz Maldonado   Fotos: Daniela Morales y Diana Sanjinés

¿Qué significa PICURT para La Seu d’Urgell?

Es una muestra que exhibe cine de montaña, pero especialmente la creatividad que hay en nuestro territorio. PICURT es un estandarte de la ciudad en lo que respecta a la producción y exhibición audiovisual.

¿Por qué es importante apoyar y mantener la vigencia de este festival en la localidad?

Creo que porque tiene una vocación muy transversal, muy “pirineica”. Si bien hay otros festivales de este estilo en Los Pirineos, este ya lleva 11 años, que no es poco, y tiene una tradición muy transversal y de capitalidad, como La Seu. Mantenerlo es interesante, es potente y además nos proyecta para ser capaces de crear referentes, que más allá del autoconsumo, sean un mensaje para otros territorios de Cataluña, del Estado e incluso de Europa.

 

¿Cuál es la invitación para los próximos días?

Que la gente venga a ver las películas, pero además venga con la predisposición de tener todos los sentidos despiertos. No es solo ver; es ver, tocar, escuchar, degustar, en definitiva es una experiencia sensorial que a través de lo audiovisual y otras actividades, ofrece una inmersión en el espíritu y en el carácter de montaña.

¿Cómo ve el futuro del festival?

¡Depende más de la Montse que de nosotros! (ríe) En este sentido, Montse (Guiu) concibe el festival, y nosotros estamos al lado apoyando en lo que se nos pide y podemos. Lo que es innegable es que la evolución del festival ha sido importante; antes era una exhibición de cortos vinculados a la montaña y hoy es mucho más. Son cortos y películas más largas que hacen referencia a Los Pirineos, pero también a todas las montañas del mundo, son actividades de proyección de películas, pero también otras vinculadas más al conocimiento. Es una historia más holística, más experiencial y que es hacia donde apunta el futuro: propuestas más experienciales y menos direccionales.

Deja un comentario